EMERGENCIAS: (624) 143-35-77 // OFICINAS: (624) 144-48-84 / (624) 105-12-13 info@bomberoscsl.com

LOS ANGELES (Reuters) – Los bomberos tomaron la ofensiva el jueves contra el fuego que ha permanecido nueve días sin control en las montañas cercanas a Los Angeles, enfocándose en alejar las llamas de nuevas comunidades amenazadas.

La contención del incendio subió al 38 por ciento desde el 28 por ciento el día anterior, según el comandante de bomberos Mike Dietrich, quien declaró que su fuerza de más de 4.700 bomberos realizaba “grandes progresos”.

Sin embargo, el área terreno carbonizado creció levemente a unas 59.000 hectáreas, o 585 kilómetros cuadrados, casi el tamaño exacto de Chicago.

El incendio, fuera de control desde el 26 de agosto en las montañas de San Gabriel con vistas a la cuenca de Los Angeles, llevó a las autoridades a ordenar la evacuación de unas 6.300 casas al calor de la amenaza del fuego.

Para la noche del miércoles, se permitió el regreso a casa de los últimos residentes de los faldeos evacuados.

Pero una llamarada en un cañón durante la mañana del jueves hizo que funcionarios ordenaran la evacuación de un pequeño conjunto de casas, y los cuerpos de bomberos concentraron su ataque en el flanco sureste del incendio para prevenir que las llamas se expandieran en varias comunidades cercanas al pie de la montaña.

“Esa es nuestra prioridad número uno para los próximos días”, declaró Dietrich en la tarde del miércoles.